Acción de revisión por remuneración no equitativa.

   Aprovechando que recientemente se publicó la STS 1902/16 de 5 de mayo, en la cual en la que se matizan alguna de las cuestiones resueltas por la SAP sección 15 de Barcelona 326/2013 12 de septiembre, recomiendo leer ambas sentencias porque se comentan asuntos muy interesantes sobre la Propiedad intelectual; como diferenciar entre obra colectiva y colaborativa (art 7 y 8 LPI) Competencia territorial y la validez o no de la cláusula de sumisión expresa, si una persona jurídica puede ser autor de una obra o no…

   Sin embargo he decidido redactar un artículo explicando que es y cuales son las características de la Acción de revisión por remuneración no equitativa cuestión sobre la que también se habla en dicha sentencia.

   La acción de Revisión está regulada en el art 47.1 de LPI “Si en la cesión a tanto alzado se produjese una manifiesta desproporción entre la remuneración del autor y los beneficios obtenidos por el cesionario, aquél podrá pedir la revisión del contrato y, en defecto de acuerdo, acudir al Juez para que fije una remuneración equitativa, atendidas las circunstancias del caso. Esta facultad podrá ejercitarse dentro de los diez años siguientes al de la cesión”.

Sigue leyendo

Anuncios

9 CONSECUENCIAS DEL USO DE SOFTWARE SIN LICENCIA PARA LAS EMPRESAS

Antes de comenzar debemos distinguir las diferencias entre el software con licencia libre y el software con licencia propietario o privativo.

El software con licencia libre no significa necesariamente que sea gratuito sino que hace referencia a aquel software en el que tú puedes usar, copiar, modificar y distribuir el mismo a tu antojo (de acuerdo con las leyes de Stallman). Aquí tenéis un resumen de los tipos de licencia de software libre que existen.

Por otro lado está el software con licencia propietario o privativo, aquí tú no puedes ni redistribuirlo ni modificarlo, es más debes pagar por él; pues bien este artículo se ocupa de las consecuencias por uso de software cuya licencias no pagas pero si utilizas a diario.

9 CONSECUENCIAS DE USAR SOFTWARE SIN LICENCIA Sigue leyendo

GUÍA LEGAL: ¿Cómo registro mis canciones?

La música que tu compones te pertenece por el mero hecho de invertir tu tiempo, paciencia y creatividad en darle vida, es decir, cada vez que compones una canción, tienes los derechos que cómo autor la ley de propiedad intelectual concede a cualquier obra, (explotación, divulgación, paternidad…)

Una cosa es que la obra sea tuya desde un principio pero ¿cómo probar ante cualquiera que una creación musical te pertenece? Para ello lo mejor y más sencillo es  registrarla.

¿Entonces como protejo mi música?

Sigue leyendo

GUÍA LEGAL: ¿Cómo registro mi software?

Antes de nada indicar que el artículo 52 párrafo 2 Convenio de Patente Europea excluye explícitamente la posibilidad de patentar programas de ordenador, por  lo que el software (las aplicaciones informáticas, app móvil, script…) no son patentables en Europa

¿Por qué? pues las patentes se emplean únicamente para la protección de invenciones, y en esencia se entiende por invención una solución técnica a un problema técnico.  De aquí puede deducirse que si la aplicación móvil produce un efecto técnico o es susceptible de producirlo podría patentarse, pero como norma general, EL SOFTWARE NO PUEDE PATENTARSE.

¿Entonces como protejo mi software?
Sigue leyendo

“Aún hay jueces en Berlín”

   El otro día en una reunión de Avogados Novos, una compañera mencionó esta frase que  yo desconocía y nos contó su historia, me quedó grabada y me puse a investigar sobre su origen.

   Cuenta la leyenda que una buena mañana del siglo XVIII, en Potsdam, el Rey Federico II “El Grande” de Prusia, estaba  molesto porque un molino cercano a su palacio de Sanssouci afeaba el paisaje. Bien es sabido que el capricho de los reyes no tenía límites, y por ello, de inmediato, quiso Federico comprar al molinero – hombre honesto y orgulloso de su propiedad adquirida a lo largo de años de tenaz esfuerzo- su molino, por lo que envió a un edecán a que lo comprara por el doble de su valor, para luego demolerlo.

   Al regresar el emisario real con la oferta rechazada, el rey Federico II de Prusia se dirigió al molinero, duplicando la oferta anterior. Y como éste volviera a declinar la oferta de Su Majestad, Federico II de Prusia se retiró advirtiéndole solemnemente que si al finalizar el día no aceptaba por fin la oferta perdería todo, pues a la mañana siguiente firmaría un decreto expropiando el molino sin compensación alguna. Al anochecer el molinero se presentó en el palacio y el Rey lo recibió, preguntándole si comprendía ya cuán justo y generoso había sido con él. Sin embargo, el campesino se descubrió y entregó a Federico II una orden judicial que prohibía a la Corona expropiar y demoler un molino sólo por capricho personal. Y mientras Federico II leía en voz alta la medida cautelar, funcionarios y cortesanos temblaban imaginando la furia que desataría contra el terco campesino y el temerario Magistrado. Pero concluida la lectura de la resolución judicial, y ante el asombro de todos, Federico “El Grande” levantó la mirada y declaró: “Veo con alborozo que aún hay jueces en Berlín”. Saludó al molinero y se retiró visiblemente satisfecho por el funcionamiento institucional de su reino, aseguran los cronistas de palacio.

Sigue leyendo

4-¿Qué y donde puedo fotografiar?

VERSIÓN PDF

     Un monumento o un edificio tiene derechos de propiedad intelectual por lo que la fotografía o el dibujo de dicho monumento se convierte en una obra derivada. Por más que el fotógrafo cargue la imagen con toda su impronta de originalidad, o el pintor muestre un gran destreza con el pincel y sea el autor de su propia obra fotográfica o dibujo, la imagen tomada o dibujada, en tanto obra derivada necesitará la autorización del titular de los derechos del monumento, para publicarla o copiarla. Una cadena de restricciones que pasa de una obra a otra, y limita nuestras fotos al capricho del poseedor de los derechos del monumento. Siendo tan evidente la parcelación o apropiación privada, de algo que difícilmente puede considerarse un dominio privado, como es la posibilidad de fotografiar y publicar imágenes de objetos intencionalmente instalados en el espacio público, razón por la que muchas legislaciones sobre derechos de autor incorporaron excepciones al copyright sobre esculturas, monumentos o edificios: laLibertad de Panorama”.

¿Qué es la libertad de panorama? Sigue leyendo